El escaparate es una ventana en la que mostrar los productos más destacados o las promociones que nuestro negocio ofrece durante cada temporada. Con un escaparate que resulte atractivo conseguiremos atraer a los clientes y transmitir una buena imagen de nuestro comercio.

Zonas más importantes del escaparate

Diversos estudios definen las partes del escaparate donde se centra la atención de los posibles clientes.

La zona central del escaparate se estima que recibe el 50% de la atención. Entre los laterales, el izquierdo es ligeramente más atrayente que el de la derecha. Por otro lado, el tercio inferior del escaparate recibe el 70% del interés.

Cómo iluminar un escaparate

La iluminación correcta del escaparate es fundamental para que este cumpla su cometido al 100%. No importa lo espectacular o impactante que sea, sin la luz adecuada puede pasar completamente inadvertido.

Todo buen sistema de iluminación para escaparates ha de cumplir unos objetivos mínimos:

  • Proporcionar luz que permita apreciar el producto, sin dañarlo, y cualquier etiqueta que lleve.
  • Ser eficiente desde el punto de vista energético.
  • Que su mantenimiento y configuración lo pueda llevar a cabo, de forma sencilla, los trabajadores de la tienda.

Mientras los dos primeros puntos pueden resultan excesivamente obvios, el último tiende a ser ignorado de forma sistemática.

¿Cuánta luz necesito?

Aunque en muchas casos los expertos recomiendan un nivel de iluminación que no esté por debajo los 2.000 lux, hemos de tener en cuenta las particularidades de nuestro escaparate, para que la luz ilumine de forma suficiente los productos expuestos.

¿Cuánta luz necesito?

Aunque en muchas casos los expertos recomiendan un nivel de iluminación que no esté por debajo los 2.000 lux, hemos de tener en cuenta las particularidades de nuestro escaparate, para que la luz ilumine de forma suficiente los productos expuestos.

¿Qué temperatura de color escojo para mi escaparate?

Como sabemos, la temperatura de color se mide en kelvin (K). Podemos distinguir tres tonalidades (cálida, fría y neutra) en función de este valor de temperatura.

Las luces cálidas resaltan los tonos rojos y amarillos. Las frías, a su vez, hacen que resalten más los blancos, verdes o azules. Las neutras, como su propio nombre indica, no favorecen a ningún tipo de colores en especial.

En cualquier caso lo ideal es disponer de puntos de luz con diferentes temperaturas.

Iluminación LED para escaparates

A la hora de diseñar nuestro sistema de iluminación para escaparates, la tecnología LED es sin duda la mejor opción. Tiene un consumo energético mínimo y una larga vida útil, aspectos muy importantes para una luces que van a estar encendidas durante muchas horas al día.

Como buscamos que nuestro sistema sea lo más versátil posible la primera opción que se nos viene a la mente son los focos de carril. Estas luces se instalan sobre un carril electrificado de modo que podemos desplazarlas y girarlas según nuestras necesidades.

Lo ideal es disponer el carril por delante del plano donde se ubicaran los objetos expuestos. De este modo obtenemos dos ventajas: primera, la luz no les llegará justo desde arriba (la luz cenital es la menos favorecedora en la mayoría de los casos) y segunda, si tenemos estantería, minimizaremos las sombras que crean los estantes.

En función de los efectos que se desee crear, complementaremos este sistema de iluminación de carril con luces de techo, puntos de luz ubicados en el suelo o incluso alumbrando desde el exterior del escaparate.

A fin de cuentas, no existe una verdadera forma correcta de iluminar un escaparate, pero lo que debemos garantizar es que nuestro sistema lumínico sea lo suficientemente versátil para permitirnos crear la escena que deseemos en cada momento.